¿"Puro" Chile es tu "cielo azulado"? ¿Ah?

Me pregunto yo… ¿Se habrá imaginado don Eusebio Lillo, o don Bernardo de Vera y Pintado, que casi dos siglos después esa célebre frase, parte de nuestro himno nacional, cada vez estaría más lejos de la realidad?

Porque seamos realistas: la contaminación ambiental ya no es solamente un tema de la capital, como por largos años lo fuera. Hoy en día, ciudades como Temuco, Concepción y Calama -por mencionar algunas- poco tienen que “envidiarle” (entre notorias e irónicas comillas) al gran hoyo ubicado en el valle central del país. Y lamentáblemente… es una muy triste noticia.

¿Que vamos a hacer a futuro con el cuadro azul de nuestra bandera? ¿Habrá que cambiarlo por un cuadro gris?

En Santiago llevamos ya 6 pre-emergencias (aunque si realmente interesara la salud debiera ser emergencia, pero como nuestras queridas autoridades parece que viven muy arriba, por sobre la capa de smog) en lo que va del año. Sorprendentemente, hace unas semanas se decretó una preemergencia y, con el aire peor al día siguiente, se levanto dicha preemergencia. O sea… ¿para donde vamos?

Día a día termino pensando que la única forma en que en realidad se pueda pensar en un cambio, o en una aplicación eficaz de un plan de prevención y descontaminación (más allá que subir la cantidad de números de patente con restricción, que a final de cuentas solo reduce la cantidad de tráfico, mas no así de emisiones contaminantes [donde tenemos un tema más, considerando que se evalúan las emisiones grandes y no las chicas, siendo estas últimas las más peligrosas y dañinas] que provienen de chimeneas, industrias y otros) se va a requerir que una persona de edad media, clase media-alta (o alta pura) se de un viaje al centro de Santiago y caiga muerto asfixiado o con problemas de respiración a causa de la calidad del ambiente. Es triste -y preocupante- pensar que solo así realmente se vayan a tomar medidas reales. Y quizás no se necesite solamente una persona, sino varias (o que algún político termine yéndose a la caja eterna por el mismo motivo).

Y me pregunto yo ahi, ¿cuando realmente las autoridades chilenas van a velar por los chilenos y no por los partidos políticos chilenos? El aire que se respira lo respiramos todos, políticos o no políticos, y nos afecta por igual. Es imperdonable que la cordillera no se pueda apreciar bien a diario porque hay una nube gris permanente al frente que no permite verla (salvo pasarle por arriba a esa densa nube con un helicóptero). Y me pregunto yo también si la autoridad en medioambiente realmente se cree esa basura de “estamos haciendo cambios graduales en la legislación para que la gente pueda adaptarse”, siendo que es un problema que viene desde hace décadas ya, y que es suficiente tiempo de adaptación para cualquiera.

No nos veamos la suerte entre gitanos. No hay peso o interés real en el tema del ambiente, salvo que sea para sacarle alguna ventaja temática a favor de quien ponga el tema al frente. Niños, abuelos, jóvenes, adultos, todos en general merecen respirar un aire lo más limpio posible, no sólamente uno que no sea “regular” o “crítico”. ¿Por qué esperar a bordear lo más peligroso, en vez de optar por mantener lo mejor?

Y ojo: si bien las autoridades tienen mucho que ver, la población no se queda atrás tampoco. Tampoco se me olvidan las restricciones no respetadas (y caraduramente asumidas), las chimeneas encendidas en plenas preemergencias, las quemas de basuras u otros, etc. Así terminamos encerrados en un círculo vicioso (literalmente) donde poco a poco los pulmones de todos se ponen cada vez más negros, y muchos ni siquiera fumamos, por ejemplo.

Yo quiero respirar aire de verdad, como el que tuve la oportunidad de respirar en Valdivia entre sus bosques y árboles. ¿Y tu / ud.?

2 comentarios to “¿"Puro" Chile es tu "cielo azulado"? ¿Ah?”

  1. EnAnO Says:

    Tanto aire malo que respiramos mi estimado!

    La verdad es un verdadero chiste la contaminación en stgo. Las medidas de preemergencia y la restricción poco logran mitigar la concentración de gases y partículas.
    Las políticas medioambientales son nefastas y mediocres, encabezadas por supestos “profesionales” en el área.

    Más aún, imagínate que las pérdidas por parar empresas son millonarias, pero las ganancias en beneficios son ínfimas.

    No cabe duda mencionar que en Stgo somos tan huevones como para seguir permitiéndonos respirar aire tan sucio.

  2. EnAnO Says:

    Tanto aire malo que respiramos mi estimado!

    La verdad es un verdadero chiste la contaminación en stgo. Las medidas de preemergencia y la restricción poco logran mitigar la concentración de gases y partículas.
    Las políticas medioambientales son nefastas y mediocres, encabezadas por supestos “profesionales” en el área.

    Más aún, imagínate que las pérdidas por parar empresas son millonarias, pero las ganancias en beneficios son ínfimas.

    No cabe duda mencionar que en Stgo somos tan huevones como para seguir permitiéndonos respirar aire tan sucio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: