A la cresta.

Asi es, a la cresta.

Ayer y hoy estuve pensando en muchos aspectos de mi vida, y de la vida en general. Muchas situaciones, circunstancias, momentos, instancias, etc. por las que uno pasa y que vive, y que muchas veces significan una tensión, una preocupación, una angustia o una incomodidad perfectamente inútil. Se suman a esto también pensamientos o planes truncados por los motivos antes señalados, y las consecuentes frustraciones que vienen luego de las mismas. Y al final de todo ese pensamiento, llegué a una conclusión: todo eso se puede ir bien a la cresta.

Para los visitantes de fuera de Chile y que no entienden que significa mandar a la cresta, veamos entonces el significado del concepto “cresta” en Chile.

La “Cresta“, para muchos, es una parte del cuerpo de algunos animales, locaciones geográficas, o de eventos naturales determinados (p.e, la cresta de una ola). Pero en este caso, “irse a la cresta” o “mandar a la cresta” tiene un significado totalmente distinto, y del cual no existe una definición exacta, mas si un consenso innato general al respecto. “Irse / mandar a la cresta” no significa otra cosa sino que aquel objeto / persona / situación seleccionada, puede considerarse totalmente descartada e inútil, y por demás inviable. Implica también que su realización o existencia es particularmente molesta o desagradable, y lo único que se desea es que desaparezca o no tener que lidiar con la misma. Sinónimos podrían ser: “al carajo”, “a la punta del cerro”, “a la mierda”, etc.

Habiendo explicado que es “irse” o “mandar a la cresta”, vamos a lo que compete al presente texto: A MANDAR A LA CRESTA!

A la cresta:

  • Las pseudo-obligaciones sociales donde nadie disfruta nada, donde lo único que se quiere es que pase la hora y se termine luego el “cacho”. Ni el celebrado ni el visitante disfrutan de las presencias mutuas, por ende esa pseudo-obligación se puede ir a la cresta.
  • Los prejuicios entregados por los círculos sociales hacia las demás personas, y que coartan o comprometen la posibilidad de relacionarse entre diversos grupos sociales e ideologías, solo por lo que dirá el resto. La opinión de “la sociedad” sobre la vida de cada persona se puede ir bien a la cresta.
  • Las presiones auto-impuestas a causa de una calificación adversa, una evaluación deficiente o cualquier derivado de las mismas. Basta de ese stress inutil que provoca la frustración de largas horas de ojos lectores o cerebros calculadores, que luego no se reflejan en la evaluación por motivos que fluctúan entre la dificultad del tema en si, hasta el criterio del evaluador. En la cancha se ven los gallos, no en un cuestionario.
  • A la cresta sin duda alguna se pueden ir también aquellos que viven pechando del favor de otros, usándolos como herramientas para su beneficio en toda ocasión y circunstancia posible, como si todos fueran psicólogos del resto para atención 24/7. Dicen que hay que dar hasta que duela, pero parece que el texto se cambió por “hay que pechar hasta que se pueda”. Tanto los que se aprovechan siempre de esa situación, como el permitir que lo hagan, se puede ir a la reverenda cresta.
  • A la cresta con los gobiernos y los políticos de todos los países del mundo, junto con su falso discurso y su engaño colectivo a los habitantes de cada país. Y de paso, a la cresta con la creencia de que “algún día mejorarán” como por arte de magia, y no por acción y exigencia de la propia gente.
  • A la cresta obviamente con los ridículos cánones “de belleza” que impuso la sociedad: flacas esqueléticas rondeando la anorexia, que entre más invisibles sean se “suponen” más atractivas (cuack). Hasta cuando se van a dar cuenta que una mujer es bella no exclusiva o principalmente por su físico, sino por todo lo que tiene para entregar de si.
  • Dicho sea de paso, bien a la cresta se puede ir también el matonaje y el abuso hacia los más débiles o que no se pueden defender, por parte de quienes creen ser la panacea de la sociedad.
  • Ticket sin retorno hacia la cresta tiene seguro también la discriminación en los empleos, en los recintos y en la sociedad en general. Tener más centímetros de estatura no implica un mejor profesional. Tener menos kilos de peso tampoco. Ser modelo de revistas no implica que sabrá resolver mejor una situación dificil, o cumplir bien con los horarios de trabajo (tampoco significa que quienes tienen esas características no puedan desempeñarse bien, pero definitivamente no es un requisito para el buen desempeño).
  • A la cresta, de paso, se puede ir el que piense que el comentario anterior es de resentimiento. Y se puede ir a la cresta por su escasa o nula capacidad de abstracción.
  • A la cresta con los apitutados que ocupan puestos de trabajo que podrían ser desempeñados por quienes están lejos mejor capacitados. A la cresta con los arreglos internos para que X o Y profesionales se queden y cobren millonadas, y lo único que no hagan sea trabajar.
  • A la cresta también la forma en que la internet es cada vez más manipulada y censurada, y los propios Estados avalen dicho estado de la misma.
  • A la cresta con la soledad y la falta de compañía; desde los inicios estamos pensados para estar acompañados y en conjunto. A la cresta todos aquellos que dejan a otros en soledad, solo por discriminarlos o no tomarlos en cuenta.
  • A la cresta con las mentiras, los abusos, las traiciones, las faltas de respeto, en fin, con todo lo que se denigre a otro miembro de la especie, sea humana, animal, vegetal, etc. Nadie está por sobre otro como para denigrarlo o tratarlo mal, y dicha conducta tiene un espacio bien reservado esperándolo en “a la cresta city”.
Por ahora, vamos a quedar hasta aquí. En una próxima ocasión, vendrá un nuevo set de “A la cresta”. Quienes quieran aportar con cosas que quieren mandar a la cresta, favor de enviarlas a alohran@elantro.cl, para futura publicación.

Ah! Y no se me podía olvidar algo muy importante… a todo aquel que el presente texto y la presente lista no le guste, o tenga alguna queja, también se puede ir BIEN a la cresta 😉.

Saludos!

7 comentarios to “A la cresta.”

  1. Cotelina Says:

    Te apoyo en algunos de los puntos q decides mandar a la cresta…
    y agrego esto…
    a la cresta con los profes q cagan el 18 de septiembre con tanta wea q hacer…

    Saludos..
    Tqm..

  2. manecita_ Says:

    Yo mandaría bien a la cresta a mi jefa de carrera, a varios profes y varias otras personas

    ajjaja

    saludos!

  3. Andreolí Says:

    Ehhhh!!!! vivamos los alegones ^^!!

    A la cresta la depilación y el pelo liso.

    jojojo.

    besito ^^

  4. Anonymous Says:

    a la cresta con el “tiempo” que te apura , que te lleva que te exige y no te deja vivir tranquilo.
    a la cresta el dolor que no te deja .
    a la cresta con mi dolor que no es el dolor de otros y que no tienen porque entender.

    pacita.

  5. enano Says:

    Tengo varios, “a la cresta” compadres, asi que voy a recopilar los que me acuerde y los mando.

    A la cresta con las conquistas/desconqusitas. No pretendas hacer todo por conquistar a una mujer que al final te dirá “es que seamos amigos”, siendo que gastaste tu dinero, tiempo y sentimientos, y te dejan sin nada, pero te hacían creer que ibas a tener un chance.

    A LA MIERDA!!!!!!

  6. Harleshinn Says:

    Jua! que buen post artu!!!

    A la mierda con todo (y si, digo todo porque no se por donde empezar y por donde terminar😉 )

    Ahora la pregunta es…que habrá estado maquinando esa cabeza para mandar todo a la cresta? :O

    Nos estamos viendo bro! Gracias miles por el post que me dejaste el otro día😀 (prometo actualizar, es que me debo a mi público (?))

    Un abrazo grande desde bs as!

    Mily

  7. Estefanía Says:

    Ok.

    Personas que dicen ser profesionales, y que gozan de los beneficios que trae a cualquier curriculum, agregar que se desempeña o ha desempeñado como docente en alguna Universidad. Personas que no son conscientes de la responsabilidad y la necesidad de tener buenos profesionales de la salud mental, formados en la rigurosidad. A esas mismas personas que solo llenan sus bolsillos de dinero por un trabajo que no hacen. A quienes tienen la cara de dar excusas ridículas despues y no hacerse cargo de sus propios actos. A quienes no consideran el entendimiento, y que solo consideran cuanto somos capaces de leer… A todos ellos… una gran invitación para irse….

    A LA CRESTA!!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: