¿"Los jóvenes cambiarán el mundo"?

Cada década (aproximadamente), un grupo de nuevos jóvenes se conglomeran en una “nueva generación” de jóvenes, que vienen “a cambiar el mundo”, como suelen decir sus padres o los adultos de turno. Clásico texto de campaña política, ecológica, de desarrollo, etc.: “los jóvenes son los que cambiarán el mundo, así que debemos dejarles lo mejor a ellos” o “¿que legado vas a dejarles a tus hijos?” son dos de los más típicos slogans para hacer notar esa creencia tan afirmada de la misión de la generación de jóvenes que se acercan ya a la adultez.

En parte, no deja de ser cierto: los jóvenes estamos para cambiar el mundo. Estuvieron ,estamos y estarán con dicha misión como rol inicial en su inclusión a la sociedad, como lo hicieron sus padres en su momento, sus abuelos, bisabuelos, tatarabuelos, Adán y Eva, etc. Creo también que la generación actual (de los 80’s), y dentro de la que me incluyo, está dejando un legado de expansión comunicacional (alias “globalización”) entre jóvenes de todo el mundo, mejoras en tecnología, nuevos enfoques en la misma, en fin, es una “generación tecnológica” o “generación.com” (como han bautizado otros) que desde ya está dejando su legado a la siguiente generación…

…y aquí es donde veo un problema que, particularmente a mi, me llama mucho la atención: ¿quienes o que son la nueva generación? O más aún: ¿Cual es el grado de desbalance que existe actualmente, que gatilla o genera las tendencias de esta nueva generación?

Voy a destacar cuatro grupos a nivel general, de los que existen actualmente, y de la impresión que me provocan a mi; por supuesto, cada cual es libre de vestirse, actuar y pensar como mejor le parezca, por lo que recalco que el siguiente análisis es solamente una percepción y opinión mía, nada más. Estos grupos serían los emo, los/as pokemones, los góticos y los neonazi.

Los Emo: Tienen el deseo de “revolucionar”, de cambiar las cosas, de imponer sus puntos de vista y reacciones respecto a diversas temáticas; son lo que se “espera” de toda generación. Pero les dicen TONTOS!, les hablan fuerte, o no les dan pelota, y practicamente se van a cortar las venas al rincón llorando su desgracia y sufrimiento, y embuídos en casi un estado medio “alucinógeno” tipo nirvana depresivo en que se autocompadecen a más no poder, y en que “sufren” al extremo, ad portas de una depresión en cualquier minuto, y encerrados cual tortuga en ese caparazón de sufrimiento que “nadie entiende”.

Los/as Pokemones: Aun no tengo muy claro por qué de que se llamen “pokemones”. Me parece que quienes conforman este grupo, tienen tanto miedo de enfrentar sus vidas como corresponde, de enfrentar las etapas que van desarrollando a lo largo que van creciendo y “quemando” etapas, que en vez de evolucionar involucionan y vuelven a la infantilidad, poniéndose más pinches en la cabeza que en la cintura de cualquier estilista que exista en el país; además de chupar chupete, ponerse ropa chillona e infantil de las que las mamás decían “uy que linda que se ve la niña, parece muñequita!”, y escudándose tras este verdadero “disfraz infantil” creyendo que realmente son niños pequeños (pero que no titubean en disfrutar de los placeres del sexo si se les da la ocasión, en esta evidente ambigüedad de ser niños pequeños, pero con derechos “de grandes”).

Los góticos: Cuando los veo vestidos, maquillados, o escucho los temas musicales que escuchan, me dan la impresión de que le tienen tanto pánico a la vida que se “casan” con la muerte y visten sus ropajes oscuros, ojos negros, rostros palidos, uñas negras, en fin, cuales cadáveres caminantes, abrazando a la muerte y la oscuridad y acomodándose “en su reino”… Y lo que más me llama la atención, es que los/as góticos/as suelen tornarse muy atractivos para los otros grupos, en una complementación bastante llamativa y digna de ser analizada.

Los neonazis (y todos los símiles): Es cosa de verlos en la TV, las noticias, o en cualquier punto de la capital donde se junten para notar sus actitudes. Es tal el grado de furia e intolerancia al otro que, escudándose en los antiguos ideales de ese tipo agarran y destrozan todo “porque son el mal de la sociedad”, y ellos son los que “tienen que limpiar a la sociedad de los impuros”… siendo que eso ya quedó por demás en el pasado y demostrada también su inoperancia.

Aparte de estos (según yo) nuevos mecanismos de defensa desarrollados por los jóvenes, es sorprendente también el tener que añadir como necesitan de “chupar” hasta que se les apague la tele, metiéndose trago como si fuera agua o queriendo reemplazar el torrente sanguíneo por torrente alcohólico; fumar pitos como si hubiera que terminar con las hectareas de marihuana del mundo, o si las aspiradoras ahora hubiera que hacerlas con la nariz y especificamente con polvo blanco, sea coca, pasta base, heroína, etc., hasta freirse lo suficiente el cerebro como para quedar tan borrado del mundo que no sea necesario enfrentarlo más.

¿Dije borrarlo? Entonces no puede faltar la mención a la Anorexia, que ha existido desde siempre pero que ahora está más en el ojo de la gente por la exposición a través de las modelos, o de la explosión que tuvo en su momento a través de la internet, con los foros sobre “Ana y Mia”, donde se entregaban técnicas múltiples de inducción de vómitos y demases, y que siguen existiendo (lamentáblemente) hasta el día de hoy. La Anorexia es casi una expresión absoluta del deseo de desaparecer, literalmente, del mundo, hasta ser tan delgada/o de ser invisible, o de dejar de poder tener presencia en donde se está.

Creo que hemos ido avanzando de un extremo a otro. De los clásicos “varillazos” que recibían nuestros padres como castigos, y que han de haber relatado en tantas historias distintas, hasta ahora, en que una importante cantidad de padres (sino la mayoría) no está siendo capaz de controlar, o más aún, conocer bien a sus hijos, que estos se les escapan de las manos y enfrentan una sociedad tan amenazante con la que no tienen idea de como lidiar, y que los lleva a agruparse con sus pares tan desesperanzados como ellos, con el fin de al menos vivir “su desgracia” juntos y poder compartirla, y no solo tener que callarla, camuflarla u ocultarla.

El reflejo de nuestra sociedad está en los niños, y parece que el mundo está demasiado ciego como para notarlo… y aquel “As bajo la manga” que se supone son las nuevas generaciones para el futuro del mundo, está pasando a ser quizás el final del mismo, o no el gran aporte que podrían llegar a ser.

Saludos a todos los que pasan por acá, espero que les haya sido grata la presente reflexión =). Dicho sea de paso, cualquier “integrante” de los grupos antes mencionados, siéntase libre de comentar su rechazo a mi pensamiento (o quizás esten de acuerdo, quien sabe), y se pueda generar un interesante debate del presente texto.

2 comentarios to “¿"Los jóvenes cambiarán el mundo"?”

  1. Anonymous Says:

    Hola.

    Sabes, anoche tuve un sueño (no era contigo), y fue re lindo, desperte con mejor animo que ayer, (aunque el tuto sigue igual), y eso.

    Tu crees que puedas cambiar el mundo, a lo mejor no, pero de que le haces la existencia mas facil a algunas personas, eso si, (por lo menos a mi me has ayudado bastante), y creo que con eso es mas que suficiente, aunque dudo que para ti sea asi, porque siempre pretendes estar hay para todo el mundo.

    Un beso, cuidate mucho

  2. Isidora Says:

    hola hola
    llegue aqui por los enanitos
    buen blog
    me robaste la cancion!!!
    xD
    jajajjajajajaja
    me llamo la atencion la cancion del dia one of us , pero en tu cuadrito dice k es de la alanis morrisette :S
    q raro , es de joan osbourne
    saluditos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: